Un domingo hace unas semanas en el rastro, un señor alemán con su mujer y su madre se acercaron a nuestro puesto y él cogió unos libros de alemán-español de cuando yo iba a clases de ese idioma. Él quería aprender español. Le expliqué que eran mis libros de un curso para aprender alemán y empezamos a hablar (todo en un perfectísimo inglés…):

– ¿tú quieres aprender alemán? – me preguntó-, pues tengo una idea mejor. Yo quiero aprender español y tú alemán, en noviembre nosotros volveremos a Tenerife, quedamos y hablamos y ¡así aprendemos los dos!

Entonces le contamos que en noviembre no estaríamos, que nos íbamos de viaje con la furgoneta y no sabíamos si volveríamos.

– Oh, ¡nosotros también tenemos una furgoneta! – dijo él.

Entonces nos contó sobre sus viajes y dijo que tal vez en verano podíamos vernos en Portugal. Volvió a los libros y pregunto:

– ¿Cuánto? – Yo miré los libros y le dije que no le podía cobrar por esos libros, que además estaban escritos, que los podía coger gratis.

– Vale, pues entonces te compraremos algo.

Su mujer eligió uno de mis pantalones para él, los pantalones “harcoritos” súper anchos que me encantaban y solía llevar en una época que ya parece lejana, y dije:

– ooooh! Estos pantalones tienen un gran valor sentimental para mí.

– Entiendo – respondió -, pues ahora los usaré para pintar, creo que estarán bien. Ja, ja, ja – nos reímos.

Se llevaron un par de cosas más.

Dos días después me llega un whatsapp:

Hola Carla, si vienen a Alemania pueden visitarnos si quieren. Vivimos al Norte. Soy Derek*, me regalaste tus libros y llevo tus pantalones puestos ahora. Nos vemos.

*El nombre es inventado

Por un momento me quedé atónita. ¿¿Cómo había conseguido mi teléfono?? Le pregunté enseguida y me respondió:

Estaba en uno de tus libros – risas y más risas.

Sentados en el sofá David y yo, cuando ya Roberto y Greta dormían, vivimos este momento con emoción, reconociendo aquello en lo que creemos, en la parte amable de las personas, del mundo. Teníamos unos nuevos amigos en Alemania que nos ofrecían su casa a raíz de una conversación en el rastro. ¿No es emocionante? Pues esto ¡¡no es todo!!

Rastro de Santa Cruz

Estamos en Mayo, y este mes hace un año que despidieron a David y cuando decidimos que no buscaría trabajo para ocuparse de la intendencia de Roberto y Greta y así yo apretar con el doctorado. Hace años ya que sabíamos que cuando yo terminara nos iríamos a otro lugar, por un tiempo o de manera indeterminada, ligado a un postdoc para mi…. Pero la investigación y yo rompimos nuestros lazos de futuro cuando entraron en juego: maternidad, escuchar-me y un proyecto de divulgación de ciencia para niñ@s en el que participé y despertó algunas cosas dormidas dentro de mí. Todos esos parámetros juntos nos dejaron sin destino, o al menos sin un destino elegido por aquellas personas que seleccionarían mi curriculum entre tantos otros. Y cuando te quedas sin plan, sin la flecha luminosa que te marca el camino, no se cómo te sientes tú, pero yo me siento ¡Libre!. Curioso, ¿no? Pues así es. Siempre me vienen las mismas palabras: “Ahora puedo hacer ¡lo que quiera!” Curioso de nuevo, ¿no? ¿Antes no estaba haciendo lo que quería, o qué? ¿O tan solo es ver este tipo de situaciones como una nueva oportunidad para hacer “otras” cosas, las que no haces porque no hay tiempo o no son importantes en ese momento…?

Entonces aparece en la ecuación la educación. Entramos en ALaire, una escuela libre, y este es el parámetro definitivo para marcar nuestro destino, que sigue siendo una incógnita, pero decidimos ir a visitar escuelas con pedagogías libres y conocer, aprender más sobre ellas y las familias que no siguen una educación tradicional.

ALaire

El primer plan fue que, después de que yo leyera en Diciembre (cosa que no ocurrió…. pero que es otra historia), nos iríamos de viaje por la península con la furgoneta visitando escuelas como filtro para elegir un lugar donde vivir. Así, para cuando comenzara el curso en septiembre ya estaríamos instalados “wherever” con una escuela chachi y nosotros pues a inventarnos de nuevo. Aquí ni se tenía en cuenta las inscripciones a los espacios, ni na de na… La emoción de crear planes ja,ja,ja. Seis meses nos parecía un tiempo largo comparado con el típico mes de vacaciones que habíamos usado en dos ocasiones anteriormente para ir a la península en furgo. Pero claro, ¿cuánto tiempo podríamos pasar en cada sitio para empaparnos del lugar y de las personas como para poder elegir?… El tiempo empezó a parecernos corto.

EL PLAN entonces comenzó a evolucionar… Nosotros, y sobre todo yo, empiezo a conectar con esa parte de mí en la que están todas esas cosas que siempre me gustó hacer, pero que con el día a día, el tengo qué y el camino que estaba siguiendo, no tenía tiempo de desarrollar. Y empecé a verlas como una posibilidad de forma de vivir, no solo como cosas que me gusta hacer. Entonces una cosa llevó a la otra y decidimos que queríamos que ese primer plan, que ese viaje durara más, exactamente, ¡lo que tuviera que durar!. Y ya de paso… si sabemos (o creemos que sabemos) que finalmente nos estableceremos en España (o cercanías), o al menos poner nuestro campamento base ahí, mejor primero nos vamos a viajar por Europa (o más allá). Así que el plan se transformó en esto: el NO PLAN en el que solo sabemos que queremos conocer a muchas personas que están haciendo las cosas de otra manera y aprender de ellas. Aprender de muchos lugares y de su gente, de eventos, paisajes, contrastes, carreteras, montes, lagos, playas, del simple hecho de viajar, de compartir, de vivir. Empaparnos de la vida fuera de nuestro círculo de comodidad y escucharnos a nosotros fuera del ruido de la rutina y los “tengo que”, para volver a construir desde dentro, ahora que ya hemos conseguido traspasar, que no derribar, lo que se construyó desde fuera.

Y dando forma a este no-plan tan genial, hace 1 año que comenzamos a abrir nuestras REDES SOCIALES, a probar y expresar mediante fotos y pequeños comentarios todo lo que se estaba generando dentro de nuestras cabezas y de ¡¡las mariposas de nuestras barrigas!! que estábamos siguiendo. Además, al ir conectando con más personas nos dimos cuenta de que no éramos tan originales… Resulta que mucha gente lo ha hecho antes, mucha lo está haciendo en este momento y ¡mucha lo está planeando! Pero debe ser que no te das cuenta de lo que hacen otras personas hasta que cuando miras es para verte a ti misma reflejada. Así que sí, también este mes cumplimos un año en Instagram y Facebook, y estas redes nos han conectado con muchas personas afines a alguna de todas las ramas que tiene nuestro proyecto. Otras nos han ofrecido su casa, o sitio para poner la furgo, o lo que necesitemos cuando pasemos cerca de donde viven. De nuevo se nos presenta la parte amable de las personas, del mundo en el que creemos, y seguimos sonriendo.

Primera foto de Instagram, hace 1 año

Por el camino cambiamos nuestro logo, que nace del dibujo que hicimos para una pegatina para la California cuando nació Roberto. Decidimos cambiar el triángulo de precaución por el arcoíris ¡¡de color!! y añadimos a Greta en el dibujo.

Más tarde abrimos el blog y el canal de YouTube con algunos vídeos y nuestras Noticias desde la Ligronera, y aunque por ahora tenemos una comunidad pequeña, disfrutamos mucho haciéndolo y tenemos muchas ganas de contar ¡¡muchas otras cosas!!

No hemos salido, pero llevamos un año de viaje. Primero soñando y poco a poco materializando, diseñando, planeando estrategias, vendiendo nuestras cosas y ahora vaciando la casa, reduciendo nuestras pertenencias. Roberto y Greta hablan de cuando estemos por ahí en la furgo gris, como la llaman, y nos cuentan qué cosas quieren ver.

Roberto y Greta viajando en la furgo

No hemos salido, pero este es el viaje que comienza antes de partir, mucho antes, desde que apareció aquella pequeña idea y nos pusimos a inventar, a potenciar los sueños y creer que es posible.

primer boceto de la Ligroneta 2.0

 

Gracias por haberos unido a nosotros y nuestra aventura, que comenzó hace un año y empujarnos con vuestros comentarios y palabras. Esperamos que quieran seguir acompañándonos ahora que empieza nuestra andadura!! Gracias!!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: