Esta es la segunda de una serie de tres entradas sobre esas cosas que te pueden ayudar en algunas situaciones complicadas en la carretera, haciéndolas más fáciles o salvándote el culo, vamos. Puedes revisar el Nivel básico aquí.

Para  el nivel avanzado creemos necesario tener ciertos conocimientos básicos de mecánica y electricidad ya que disponer de las herramientas pero no saber que hacer con ellas podría frustrar un pelín, aunque por otro lado llevar las herramientas y solo tener que encontrar a alguien que sepa qué hacer con ellas tampoco sería una mala opción.

Vamos con el listado que proponemos para este kit:

1) Kit de bombillas de repuesto. Valdría para el kit básico pero hoy en día existen vehículos que para cambiar una bombilla hasta necesitáis quitar un rueda, ¡como lo oís! Nunca está de más tener recambio de las bombillas que utilice tu vehículo. Una vez más, en el manual de usuario vendrá cuáles son las específicas para el tuyo

2) Caja de herramientas, más completa que en el kit básico, de al menos 70 piezas, que incluya un juego de carraca de ½” o ¼”, dados de 4 al 13, un juego de llave combinadas, llave ajustable, martillo, alicate universal, alicate de corte, juego de destornillador y puntas, martillo y juego de llaves Allen y Torx. Para esto lo ideal es componer una caja al gusto donde meter algunas otras cosas.

 

3) Arrancador-compresor de aire para emergencias. No es ni será la primera vez que nos quedemos sin batería o con un neumático flojo. Para salir del paso os traemos una opción muy interesante. Se trata de un kit compuesto por un power bank multifunción con una gran capacidad de carga y un pequeño compresor. accesorios como linterna led, usb, cargador de 12V, 16V y 19V. Un cacharrín muy completo que tiene, como no, más de una utilidad en la furgo.

4) Kit repara pinchazos. Si eres de las personas que no lleva rueda de repuesto, este kit te puede ser de gran ayuda si no puedes o no quieres llamar a la grua. Con unas nociones básicas es muy sencillo de usar y podremos seguir con nuestra ruta tranquilamente.

5) Adhesivo rápido multimaterial. Muy útil para reparaciones sencillas en diferente tipo de materiales y además aguanta bien los intercambios de temperatura bruscos que tenemos en nuestros vehículos.

 

6) Manta o tela plástica. Muy útil para todo lo que sea tirarnos debajo de la furgo o simplemente apoyarnos en el suelo. Es un elemento que también nos puede servir para llevar las cuerdas de escalada protegidas.

7) Una botella de litro de líquido de frenos y de dirección. Tanto si nos hemos descuidado como si existe una pequeña fuga tener una reserva nos puede ayudar a recuperar la dirección. En el caso de una fuga en el circuito de freno aconsejamos no mover el vehículo y solicitar la grúa para ir hasta un taller.

8) Una cámara de rueda de coche. Aunque la mayoría de los vehículos actuales ya no usan cámaras tan solo neumático (tubeless), los vehículos pesados y agrícolas sí siguen usándolos. ¿Para que nos puede servir una cámara? Imaginad la situación de estar perdidos en una carretera de montaña a horas de un pueblo y una manguera del circuito de refrigeración del motor tiene una fuga; tendríamos que parar y solicitar una grúa pues corremos el riesgo de sobrecalentar el motor y romperlo. Si no tuviésemos la posibilidad de llamar a la grúa o llegar a un taller una cámara de ruedas nos puede salvar el culo. Al ser elástica podemos recortar y enrollarla sobre la tubería en la zona de la fuga y fijarla con cinta americana o bridas. Todo dependerá del nivel de la fuga y su localización.

9) Mechero. Para encender el hornillo, quemar la punta de una cuerda de nylon y evitar que se deshilache o para una pequeña reparación de un plástico que podamos volver a unir a modo de soldadura. Siempre es interesante tener uno.

 

 

10) Pimentón de la Vera. Es probable que lo lleves en tu camper para cocinar,¿pues sabes qué? estas de enhorabuena porque no olvidemos que en la furgo casi todo debe servir para más de una cosa y el pimentón no iba a ser menos. Si detectamos un incremento de temperatura del refrigerante del motor y resulta que detectas una pequeña fuga en el radiador, el pimentón será un aliado si no tenemos un producto específico y además no podemos llamar a la grúa o llegar a un taller. Actúa tapando las pequeñas fisuras, pero cuidado con echar demasiado porque puede llegar a tapar conductos y conseguiremos bloquear el circuito haciendo que ascienda la temperatura de nuevo. La recomendación es solo usarlo si no tenemos otra opción y en cuanto podamos llegar al taller que lo arreglen como es debido y limpien el circuito de refrigeración.

11) Una pequeña caja de tornillos, tuercas y arandelas de diferentes tamaños y tipos. En alguna ocasión podrá ser de ayuda para cualquier elemento del vehículo, parte camper, bicicletas, accesorios varios, etc.

 

12) Bidón de combustible homologado de 10 o 20 litros. Tanto por si somos unos despistados como si nos gusta aventurarnos por territorios  inhospitos y escasos de gasolineras, una garrafa de combustible nos puede salvar de quedarnos tirados.

13) Llave de válvulas. Este pequeño artilugio completa el kit antipinchazos si el caso es que se nos vacía una rueda y no existe pinchazo. No es habitual pero el obús de las válvulas puede aflojarse, dañarse e incluso perder aire lentamente. Esta sencilla y pequeña llave nos puede venir muy bien para apretar o incluso sustituir un obús defectuoso si no estamos cerca de talleres.

Y hasta aquí el Kit para salvarte el culo “on the road” nivel Avanzado. Próximamente publicaremos el nivel experto / friki / overland.
Y cualquier duda consúltanos sin problema!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: