Durante la lactancia, en toda su extensión, desde el principio hasta el final y en todas sus modalidades, papá tiene un gran papel. Su apoyo es fundamental para que el equipo esté lo más relajado posible. Puede soportar, cuidar y atender a la madre, contener y hacer de mediador con amig@s y familiares que no sepan respetar las decisiones y actuaciones. La mamá está más allá de lo hormonada y solo necesita ser escuchada y respetada, no cuestionada. El papá es un gran soporte, desde el primer día y más aún durante el #destete (gran olvidado). La lactancia te interesa y a l@s niñ@s también, que miran con curiosidad cuando ven a otr@ mamar, que no se sorprenden al ver una teta que alimenta y consuela, son niñ@s que al crecer saben si un bebé que llora quiere teta, incluso si el agarre es bueno. Todo eso que estamos re-aprendienndo las mamás ahora, ell@s ya lo han aprendido porque lo ven, está en su normalidad. Y por eso visivilizamos la lactancia en todas sus versiones, hasta la que tiene que ver con papi, que no se mantiene al margen en esta etapa, al contrario, tiene un gran trabajo y las mamás lo valoramos.
Así que este año en la semana de la lactancia materna, el post va para David, el papá Ligrón, que ha acompañado nuestra lactancia, y lo sigue haciendo, con amor y comprensión, cuidando a la manada.

———————💚🦁——————–

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: