Lo contamos todo como súper interesante. Pareciera que vayamos  de aventura en aventura, de lugar mágico a encuentros emocionantes. De la furgo a sitios bonitos… Y en parte, así es, un poco por nuestra manera de afrontar las cosas de forma resolutiva y de ver los obstáculos o situaciones nuevas o dificiles como oportunidades, buscando nuevas fórmulas de hacer las cosas cada día, ya que como las hacías ya no sirve para otro momento o lugar.

Pero ¿Qué pasa entre medias, entre cada una de las historias que vamos contando o insertadas dentro de ellas? Pues pasan muchas, muchísimas cosas, ja,ja,ja. Son las cosas del cotidiano de la vida, de ser familia con niñ@s, de ir viajando en furgoneta, de ser humanos que necesitan agua, comida, ropa limpia, además de jugar, hablar, relacionarse, desarrollarse….

Desayuno a ras de suelo en un aparcamiento en Covadonga

No nos damos cuenta pero todo lo que es rutina requiere un esfuerzo extra porque en cada sitio será diferente, por ejemplo, dónde y como desayunas: ¿dentro o fuera?, ¿Con mesa o sin mesa?, ¿Fregamos en la furgo o hay para fregar aquí?, ¿Hace frío? ¿Tenemos sombra? No nos queda gaaas!!! 🤣🤣 

Greta re-colocando la compra

La compra ahora la hacemos cada menos tiempo que en casa, ya que el almacenaje es menor y el congelador mínimo… Y nada más comprar todo a su sitio, no puede quedar nada suelto. ¡Mentira! Siempre nos queda una bolsa llena de comida que no nos cabe, y llevamos atada en la parte de atrás con todas esas otras cosas que tampoco “deberíamos llevar” jajajaja.

Para fregar, cuando no hay lugar específico, cogemos agua si hay fuente o río y lavamos. Por ahora no tenemos jabón biodegradable así que tiramos el agua en algún lugar adecuado, canalizado y si no hay, a nuestro depósito, (aunque también con arena o plantas se friega bien). Y lo mismo con el agua de la ducha.

                Chiringuito para ducha exterior

 La ducha! Cada vez una aventura! No es diaria y baños en ríos o piscinas cuentan🤣. Muchas veces lo hacemos por partes, sobretodo con l@s niñ@s. Pocas veces montamos el chiringuito de la ducha porque realmente solemos encontrar lugares con duchas. Además hemos aprendido a usar muy poca agua y a ser rápid@s.

              Lavando en una lavandería

La ropa la lavamos en lavadoras en campings, lavanderías o en casa de alguien que estamos visitando y nos lo ofrece.

Jugando con el vapor de la olla exprés

La comida. La verdad es que comemos bastante bien, ja, ja. Con nuestra olla exprés y la minipimer al fin del mundo!! Lentejas, arroces, garbanzos, potajes varios… Es nuestro arma secreta jajaja. De resto pues lo normal, salteado de verduras con carne o pescado, tortilla, pasta, arepas, ensalada etc. Dieta omnívora mediterránea, vaya. Eso si, también nos hacemos bocatas en mitad de la ruta.

Una de bocatas con todo!

 

        Tendedero interior

Para tender algunas cositas, como las toallas después de la ducha, bañadores de la playa o la ropa mojadas cuando llueve, en el exterior es fácil, con cuerdas y a tender. Para dentro de la furgo también nos sirve el minitendedero que tenemos y también algunos pulpos que colgamos estratégicamente (la idea es colgar unas cuerditas, pero no hemos tenido tiempo)😅.

Roberto y Greta viendo cuentos bajo el edredón

Buscar dónde dormir. Casi siempre lo hacemos a última hora, una vez que decidimos a dónde vamos, que también es a última hora, sin embargo nos hemos dado cuenta de que encontramos unos sitios estupendos y la gente nos lo está diciendo y creo que ya sabemos el porqué, ja, ja, pero esto os lo contamos otro día.

 

El backstage de cuando estamos parados🤣

El backstage. Nuestra realidad de cosas en la furgo, que el postureo nos da risa, ja, ja. Tenemos una serie de cosas que van de delante a detrás y de detrás a delante 🤣🤣. En ruta van detras, en parado delante, detrás de los asientos de piloto y copiloto cuando los giramos. ¿Qué cosas? Pues la palangana azul que usamos para la ducha y para “varios” 😂, las sillas de seguridad de l@s niñ@s, y luego algunas otras cosas que clasificaremos como “cosas varias”😅🤣. 

¿Y cuando escribo esto? Buena pregunta! En el coche mientras David conduce o a altas horas de la madrugada, o durante el día a ratitos. Aunque la idea me viene a la cabeza siempre después o cuando se está acabando cada aventura, voy almacenando momentos que me llenan, que significan algo para mí. Miro que fotos tengo y la historia se va tejiendo en mi cabeza para salir cuando cojo el teléfono o portátil. 

Y así transcurren los días entre una aventura y otra, sin nada que hacer ya ves, ja, ja, : jugamos a los legos, mucho. Muchísimo. Roberto y Greta se disfrazan y juegan infinito. En un charco en una ciudad , ven barcos (hojas) con los que navegar! Hacemos planes en una pizarra. Leemos cuentos, comemos helados. Hacemos exploraciones, caminamos por los ríos, bebemos agua de las fuentes, hablamos con la gente que pasa por nuestro lado o que están cuando llegamos, encontramos muchos animales todo el tiempo y bichos dentro de la furgo, vamos a los parques, vemos pelis y comemos cotufas, hacemos inventos que fallan, subimos y bajamos cosas de la baca, buscamos donde llenar y vaciar las aguas grises y negras, limpiar la furgo,  pelearnos, hablar, querernos, aprender, crecer y SER!!


Y  esto es lo que pasa entre medias: la vida también! 😊

– Puedes leer nuestros post que vamos publicando casi cada día en la seccios de Ruta del blog.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: