Sillitas de coche… un tema peliagudo también cuando viajas en furgo…

Cuando nació Roberto la información que teníamos sobre seguridad a la hora de viajar en coche nos llevó, como a casi todos los padres, a mirar en la web de la DGT para ver la normativa y seguidamente el listado de comparativa de sillas de la RACE, encontrando así la que consideramos óptima entre precio y seguridad… Dos años después cuando nació Greta, llegamos (afortunadamente) a la página de http://acontramarcha.com/ e hicimos nuestra elección. Tenemos dos axkid minikid, una para cada uno. Son sillas acontramarcha de 9 a 25 kilos. Ahora bien, ¿cómo las instalamos en una furgo sin isofix, y con el asiento trasero tan alejado de los delanteros? ¿qué hacemos con las sillitas cuando llegamos a destino?  Aquí va nuestro furgo-tetrixparticular para las sillas de seguridad de los niños.

 Estas sillas, que se sujetan con el cinturón, llevan una pata de apoyo para minimizar la basculación de la silla hacia delante, pero además llevan unos lower tether, que son unos tensores que salen del respaldo de la silla y se fijan en algún punto del suelo del automóvil y sirven para evitar que después del impacto la silla se levante y retroceda hacia la parte trasera del vehículo. Los lower tether suelen sujetarse al carril de fijación del asiento delantero sin embargo, en la furgo nos encontramos con el problema de que los asientos delanteros ¡están muy lejos! Y tampoco queremos tener los tensores ocupando todo ese espacio. Así que a David se le ocurrió el gran invento: usar unas anillas con rosca métrica, que enroscamos a unas pletinas de acero roscadas, del tamaño adecuado para poderlas meter en la guía del suelo de la furgo, por la que corre el asiento. Luego enganchamos los lower tether a estas anillas y tensamos. ¡¡Listo!! Ya vamos a contramarcha en furgo!!

 

También pusimos los espejos en los cabezales tanto para que ellos nos vean, como para nosotros verlos a ellos. Tienen espacio de sobra para los pies, para los libros, los juguetes y nos van diciendo qué tipo de vehículos nos siguen…. Hace poco nos llegó la sujeción para la tableta, algo a lo que me resistía bastante, pero en ciertos momento está resultando de ayuda, tengo que reconocerlo.

 

Y cuando acampamos, ¿Nos comemos las sillas? Nooo, uno de tantos de los tetrix  cuando viajas en furgo es el de dónde guardar las sillitas de los niños y que no molesten. Estas sillas nos gustaron además, porque son compactasy no llevan base, que sería un trasto más. La pata se recoge, los tensores también y el cabezal se encoge. Colocamos una de las sillas delante del sillón del piloto, que en nuestro caso está empotrado contra el volante ya que usamos parte de la base del asiento para colocar el potty (este brico lo contaremos en otra entrada). La otra silla, de forma parecida, pero en el hueco de los pies del asiento del copiloto. Este asiento es giratorio y cuando estamos en parado, le damos la vuelta y el respaldo estaría ajustado al máximo contra la sillita, encima de la cual todavía puedes colocar más cosas, como una mochila o las chaquetas.

 

Así nos organizamos, siendo cuatro, viajando en furgo, viajando en furgo y seguros.

Y ustedes, ¿Cómo lo hacen?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: