Hoy cumplo 37 años. Mi casa es cualquier lugar y mis pertenencias se han reducido a menos de la mitad de la mitad. Nunca he sido más afortunada. Soy dueña de mi camino y lo comparto con quién elijo. Sigo deshaciéndome de prejuicios y aprendiendo a acompañar desde el amor. He borrado todas las expectativas y me convertí en cazadora de mariposas. Camino y vuelo hacia ellas disfrutando del paseo y de lo que vamos creando. Necesito crear. Porque las mariposas no son un objetivo, son el transporte hacia él! Y agradezco haberme subido a la vida y a todas las personas con las que he compartido tiempo de ella, de cada una me llevo siempre algo. Sigo aprendiendo, sigo creciendo.
Gracias!! Vamos a por otro año!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: