Parece que estuviéramos en medio de la naturaleza con esta foto… Pero no! Estamos en plena ciudad de Chiang Mai, justo en la parte norte al otro lado del canal que rodea la ciudad y aunque no lo crean, tres carriles de coches pasan entre donde está la cámara y el templo. Yo estoy todavía al otro lado del canal con Greta y David con Roberto a la espalda acaban de cruzar el puente sobre el canal.


Es el primer día que salimos específicamente a ver templos. Los niños han dicho, “ohhh esas casitas de oro!!!, vamos!!”. Les explicamos un poco lo que eran, qué significa para las personas que siguen el budismo… Pero bueno solo escucharon el principio, ellos se quedaron con la palabra “dragones”, porque sí, es cierto que muchos tienen por fuera dragones…”y se pueden tocar??” Jajaja. Pero más allá de las palabras, una vez allí hay que descalzarse, ropa por debajo de la rodilla, los hombros cubiertos y no sentarse con los pies apuntando hacia la figura de un buda.

Explicar todas estas cosas. Roberto y Greta que lanzan preguntas a diestro y siniestro!, pero además simplemente imitar aquello que hacen l@s locales y las personas que allí acuden. Ell@s captan, porque hablan bajito… Aunque no dejan de correr, eso es demasiado para ell@s jajaja, menos mal que aquí adoran a l@s niñ@s.


El templo Wat Lok Moli está rodeado de figuras de animales y en la entrada dos elefantes blancos gigantes custodian la entrada.

En la parte de detrás hay otro templo más y ¿qué nos encontramos justo ante él? Qué está todo adornado de farolillos y ¿saben porque? Porque Chiang Mai se prepara para el Loy Krathong y el Yee Peng, Una de sus fiestas más famosas. Sí! Esa en la que se lanzan deseos al cielo en forma de velas que se van volando o se sueltan en los ríos y en el mar y se van flotando.  Y ¿Saben que? Estaremos aquí para verla!!!😁😁 Qué emocionante!! Aunque haya ciertas cosas contradictorias gritándo dentro de mi, no venimos a Tailandia a cambiar sus tradiciones, así que nos relajaremos y observaremos. Qué guay!!!😊😊

Justo al otro lado de la ciudad, en frente, está el templo Wat Rajamontean. Me encantó!!! Y el buda grande que hay fuera no te deja indiferente, y eso que este es de los pequeños, comparado con otros templos que hay en Tailandia 😬. En este entramos dentro y l@s niños corrían de un lado a otro mientras tres jóvenes monjes charlaban y andaban entretenidos con sus cosas.

Por todos lados hay huchas para que dejes dinero y en este caso en el interior podías comprar inciensos y más cosas espirituales que no supe identificar. Tengo que estudiar un poco el tema…😅. Pero Greta estuvo hablando durante un buen rato con una de las estatuas de pequeños monjes con hucha que había por fuera del templo. Le gustaron esos monjes, no paraba de abrazarlos!!!😂😂

Y hasta aquí llegó el paseo para ver templos. Íbamos preparados, pero dos fueron suficientes para Roberto y Greta. Otro día más!!!
Seguimos explorando Chiang Mai!!!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: