Un barco llamado Saramia es la casa de esta familia que viaja por el mundo. Un velero con el que ya han CRUZADO EL ATLÁNTICO, que se dice pronto, pero es inevitable que en mi cabeza suene en mayúsculas, como una aventura de esas que son «LA» aventura. Muchas familias andan viajando por ahí de mochileras, en camper, en bici… y hoy tenemos esta familia que nos cuenta como lo hacen a través de los mares. 

 

1. Preséntanos a tu familia. 

Somos una familia Valenciana formada por Sara (6 años), Mía (4 años), Jorge y María. 

En el 2016 decidimos que ya estaba bien de crecer y acumular y nos apuntamos a la moda del minimalismo y del decrecimiento. Decidimos vender nuestros dos negocios y desprendernos de todo aquello que habíamos ido acumulando en los últimos años con el objetivo de dar un cambio radical a nuestras vidas y viajar por el mundo con nuestro velero Sarámia. 

No lo vamos a negar, los dos años previos al comienzo de nuestro viaje no han sido fáciles. Desprenderse de todo lo que has ido acumulando no es tarea sencilla. Sobre todo emocionalmente. 

Sara es la hippy de la familia. Es extrovertida y le encanta bailar, cantar y cualquier tipo de manualidad. Mía es todo corazón. Es introvertida y aventurera. Con solo 4 años no tiene miedo a saltar al agua desde un muelle a mas de dos metros de altura. 

Jorge se ha dedicado los últimos 10 años al comercio internacional y yo soy profesora de ballet.

 

  

2. Explícanos vuestro viaje, vuestro proyecto. Si tenéis algún objetivo, una ruta, cuándo salisteis y por dónde habéis estado. 

Salimos con nuestro velero el 17 de Septiembre de 2018 del Club Náutico de Gandía. Navegamos por la costa este y sur del mediterráneo, cruzamos el estrecho de Gibraltar y remontamos el río Guadalquivir para encontrarnos con nuestros amigos de El vuelo de Apis en Sevilla. Después navegamos de Chipiona a Tánger y de Tánger a Rabat, donde hicimos un alto en nuestra ruta y visitamos Marrakech, Fez y el desierto del Sáhara. Después navegamos durante 4 días hasta Lanzarote y de ahí a Las Palmas donde cruzamos hasta Santa Lucia en el Caribe en una travesía que duró 20 días navegando sin parar durante día y noche. A partir de ahí hemos ido navegando rumbo norte recorriendo todas las islas del Caribe. Martinica, Dominica, Guadalupe, Antigua y Barbuda, Montserrat, St Barth, San Martín y St. Kitts & Nevis donde nos encontramos actualmente. 

Nuestro objetivo no es dar la vuelta al mundo. Si lo conseguimos bien, y si no pues también, el objetivo principal es vivir la vida al máximo disfrutando y aprendiendo cada día con nuestras hijas. 

La ruta no esta clara. En realidad salimos de España con la idea de subir navegando hasta Nueva York en la temporada de huracanes, pero hace dos semanas decidimos cambiar nuestra ruta y pasar la temporada de huracanes entre las Granadinas, Trinidad y Tobago. En realidad la nueva ruta tiene mucha mas lógica desde el punto de vista náutico. Pero la realidad es que nos hacía muchísima ilusión llegar hasta NY navegando. Nunca se sabe, igual lo dejamos para mas adelante… 

Si todo va según lo previsto, en el 2020 cruzaremos el canal de Panamá y pondremos rumbo a la Galápagos para después cruzar todo el Océano Pacifico. Islas Marquesas, Polinesia Francesa, Reino de Tonga, Fiji, Nueva Zelanda, Australia y si por esas fechas todavía seguimos con ánimos seguiríamos rumbo a las Papuas, Filipinas, Indonesia, Malasia Tailandia, etc… Muuuuchas millas por delante!

 

3. ¿De dónde nace esta idea, esta iniciativa? 

Ni Jorge ni yo tenemos tradición marinera. Hemos nacido en Ontinyent, un pueblo entre montañas y sin mar. El Mediterráneo lo tenemos a 50 minutos en coche. Pero si que hemos pasado muchos veranos en Gandía y a Jorge siempre le ha gustado el mar. Hace 6 años paseando por delante del Club Náutico de Gandía Jorge me dice… – Creo que a mi esto de navegar me tiene que gustar –  jeje, casi nada! Se saco el titulo del PER a principios del 2014 y ese verano alquilamos un velero un par de veces, pero fue en la primera travesía que Jorge hizo a Ibiza desde Alicante con otras 2 personas cuando le salió la vena marinera. Después de una noche con mala mar y vientos en contra llego a Alicante un domingo por la mañana y por la noche ya estábamos buscando barco. Compramos nuestro primer barco y lo pusimos en alquiler, la primera temporada de alquiler fue tan bien que al año siguiente vendimos nuestro primer barco a un amigo que nos lo cedió en gestión y nos compramos nuestro barco actual también para alquilar. Y de esta forma empezamos un nuevo negocio que nos permitía disponer de barco y reducir los gastos de mantenimiento. Y al mismo tiempo aprender a navegar a marchas forzadas.

 

 

4. ¿Cómo lo tomó la familia y amigos? 

La mayoría sigue pensado que estamos completamente locos. Pero nos admiran por la valentía que hemos tenido de romper con todo y disfrutar la vida con nuestras hijas recorriendo el mundo. 

Como les ocurre a las demás familias, las que peor lo llevan son las abuelas. Es un shock para ellas no poder ver a sus nietas durante tanto tiempo. Y lo del cruce del Atlántico con las niñas, te puedes imaginar la de sobre mesas que hemos tenido desde que dimos la noticia… jeje Al final, les invitamos a que viniesen a la salida desde Las Palmas y suavizamos un poco los ánimos y pudieron despedirse de nosotros antes de cruzar el primer océano. 

 

5. ¿Cómo tomaron l@s niñ@s el comienzo del viaje? 

Las niñas lo están pasando genial. A Sara le ha costado un poco mas adaptarse porque ya tenía amigas en colegio y las echa de menos. Aunque hacemos videollamadas con ellas prácticamente todos los fines de semana. 

Mia se ha adaptado al mundo marinero de maravilla. Antes de salir no sabia nadar. Ahora parece un delfín. Nunca quiere salir del agua, salta de la proa del barco y las podríamos dejar a las dos solas bañándose (aunque nunca lo hacemos) por lo integradas que están al medio marino. 

 

 

6. ¿Cómo se las apañan con la comida? 

Siempre comemos en el barco y seguimos cocinando lo mismo que cocinábamos en España. Arroces, garbanzos, lentejas, puchero… No es muy caribeño, lo se. Pero alimenta que no veas!! jeje 

Si alguna vez comemos algo fuera del barco, siempre aprovechan para pedir Pizza o Nugets. Es lo que hay… También las hemos dejado alguna vez en algún otro barco de familia con niños y comen lo que hay. No tienen mucho problema con las comidas. 

 

7. ¿Y con los diferentes idiomas? 

No tienen problema para relacionarse con niños de otras nacionalidades. Hemos conocido a familias con niños de Noruega, Suecia, Holanda, Alemanes, Brasileños, Ingleses y siempre acaban jugando con ell@s. El idioma es lo de menos a la hora de jugar. 

La semana pasada navegamos desde San Martín hasta Nevis porque encontramos una escuela Montessori en Nevis y nos acercamos a preguntar si las podíamos apuntar un par de semanas. Nos dijeron que si, sin ningún problema. Esta es su segunda semana en la escuela y la verdad es que todavía no dicen nada en Ingles, pero ahí están de 8:30 a 15:15 con otros niños que hablan ingles y nos dicen que lo pasan genial. Esperemos que la semilla que estamos plantando de sus frutos en el futuro. 

Uno de nuestros objetivos antes de iniciar el viaje era que Sara y Mía acudiesen a otros colegios y hasta ahora solo las hemos podido llevar 3 días a la escuela Al Ayre en Almería y estas dos semanas a la Montessori Academy en Nevis. Pero la verdad es que los últimos 6 meses los hemos pasado navegando. Un 20% de nuestro tiempo lo hemos pasado navegando. Eso es muchísimo!!. A partir de ahora vamos a pisar el freno y valoraremos apuntarlas a otras escuelas del caribe para que puedan practicar el inglés.

 

  

8. ¿Cómo abordáis su educación? 

A parte de las dos escuelas que hemos comentado anteriormente, el resto de la educación la realizamos en el barco. Intentamos seguir el temario que le corresponde a cada una de ellas siguiendo la educación reglada en España. Pero la realidad es que es una tarea difícil. Montamos la pizarra en la popa del barco y te puedes imaginar las distracciones que hay en una vista de 360 grados… que pasan unas tortugas, que salta un pez volador, y el pez que persigue a éste… que si mira esos Pelícanos, que si esa sombra es una estrella de mar, y se tiran al agua para comprobarlo…etc. 

Están matriculadas en su colegio y seguimos por medio de una plataforma online cada semana lo que se hace en España. Tenemos los libros del cole e intentamos siempre ajustarnos al máximo al ritmo escolar, pero desde luego no es el mismo a bordo que ahí en España. De manera que vamos semanas e incluso más de retraso con respecto a ellos, pero en España el cole termina en Junio y yo no paro en verano ni muchas veces fines de semana. 
Tengo hasta Septiembre para terminar de explicar todas las exigencias. Aquí cuando podemos hacer rutina nos cunde mucho el trabajo pero no siempre conseguimos hacer rutinas, pues navegando no se hace cole a bordo. 
He de decir que yo intento explicar las cosas por medio de juegos, manualidades y trabajos que quedan expuestos luego en el barco…mas que rellenando libros. El mes de Mayo estaré en España con las niñas y tendrán que evaluarlas. Veremos que pasa. 

Sin lugar a dudas la educación de nuestras hijas es lo mas difícil de nuestro nuevo estilo de vida. Pero no dudamos que se están llevando otro tipo de aprendizaje al mismo tiempo. De manera que todo suma.

  

9. ¿Cómo encontráis los momentos para cada un@? 

Como podemos… jeje Esta semana estamos de maravilla porque tenemos toda la mañana para nosotros mientras ellas están en el cole. 

En una ocasión unos amigos de un velero portugués se ofrecieron a quedarse con Sara y Mía en su barco para que nosotros nos pudiéramos ir de cena romántica. Nosotros encantados de la vida y las niñas también! 

Jorge por la mañanas algunas veces sale a correr. Yo me voy a correr cuando el regresa. Si bajamos a la playa alguno de los dos se escapa y se va a caminar por la playa. Vamos, hacemos lo que podemos para desconectar un poco de la familia.

 

 

10. ¿Qué tipo de alojamientos elegís? 

Nuestro alojamiento es el barco. Solo cuando hicimos escala en Marruecos y visitamos el interior del país nos alojamos fuera del barco. En Marrakech utilizamos un apartamento de Airbnb y en el desierto nuestro amigo Andrés de El Vuelo del Apis nos recomendó a un amigo suyo para contratar el tour, Mohamed de Khamlia Tours, nos consiguió él los hoteles. En total fueron 6 noches fuera del barco. El resto de noches desde que salimos las hemos pasado en nuestra casa flotante.

 

11. Internet va con vosotros o vosotros vais a él (sim de cada lugar o buscáis wifi gratis) ¿Para qué lo usáis y cuántos Gigas soléis gastar? 

Internet va con nosotros. En Marruecos utilizamos el router de Skyroam y aquí en el Caribe estamos funcionado con una tarjeta SIM de Digicel que nos da 30 Gb al mes y es valida para todas las islas del Caribe. Además hay muchas islas francesas en las que podemos utilizar nuestra SIM española como si estuviésemos en Europa. Principalmente utilizamos Internet para consultar/actualizar redes sociales, también hacemos cursos online y alguna que otra asesoría online. Cuando quedan pocos días para terminar el mes descargamos vídeos de youtube como si se acabara el mundo y liquidar los últimos megas. 

 

12. Diferentes monedas. ¿Alguna tarjeta especial? 

En Marruecos utilizamos la tarjeta de Revolut, porque si que nos ofrecía Dirhams. Aquí en el Caribe Revolut no ofrece cambio para el dólar caribeño, así que utilizamos Revolut o nuestra tarjeta de Cajamar dependiendo de como sople el viento. 

 

13. ¿Qué tipo de cobertura sanitaria tenéis? ¿La habéis usado alguna vez? Si es así cuéntanos un poco la experiencia. 

Ninguna. No tenemos ningún seguro de salud. No hemos acudido todavía a ningún centro de salud. En el supuesto de tener que visitar algún doctor pagaríamos lo que correspondiese. 

Antes de salir leímos varios libros de familias navegantes y todas remarcaban que los niños no se ponían nunca enfermos y si alguna vez ocurría algún percance en los hospitales les solventaban el problema y en la mayoría de los casos no les cobraban nada. Siempre hablando de pequeños percances, roturas, cortes, hematomas, etc… 

 

14. Sabemos que en el viaje todo se magnifica ¿Qué os hace en vuestra familia, bajar a tierra, volver a conectar entre vosotros y con la idea común que da sentido al viaje? 

Lo de bajar a tierra a nosotros siempre nos va muy bien… jejeje Me imagino que como a muchas familias viajeras detrás de un día malo siempre viene uno fantástico. A nosotros nos ocurre lo mismo. Cuando hemos pasado un día nefasto al final nos vamos a dormir y al día siguiente todo se ve con otros ojos. 

Sabemos que estamos viviendo una experiencia única y somos conscientes de ello cuando cae la noche y hemos pasado un día malo. Cuando haces balance al final del día, las cosas malas no son tan malas, simplemente las expectativas no han coincidido con la realidad. Poco más. 

 

 

15. ¿Este viaje tiene duración determinada? ¿tenéis una vida pausada a la que volver? (casa, trabajos, colegios, etc.) Y si la tenéis, ¿estáis abiertos a que esto se alargue/cambie? 

Salimos sin fecha de vuelta, lo vendimos todo a excepción de nuestra casa que la tenemos alquilada. Estamos abiertos a todo. De hecho Jorge tiene en mente recorrer toda sudamérica en Motorhome, (llámese furgo, caravana, bushome, etc..) pero no sabemos cuando…No tendríamos problema en vender el barco y cambiar a otro medio de transporte si realmente todos estamos de acuerdo. En cualquier momento podríamos volver a comprar otro barco y seguir. O vete tú a saber. Mientras estemos a gusto los cuatro seguiremos viajando por el mundo de la forma que sea. 

Cuando regresemos de nuevo a España será como empezar de nuevo. Jorge tendrá que reinventarse y crear un nuevo negocio y yo volveré a dar clases de ballet como hasta hace unos meses estaba haciendo y en verdad es de las cosas que más echo de menos ahora mismo y a lo que me dedicaría el resto de mi vida laboral normalizada. Ahora vivo otro tipo de vida nómada en familia. 

 

16. ¿Cómo os financiáis? 

En este momento estamos tirando bastante de ahorros. Gracias a la venta de la empresa de Importación de China que tenia Jorge y de la tienda de danza mía. El alquiler de nuestra casa nos esta generando una renta mensual que nos cubre aproximadamente el 60% de los gastos diarios. El otro 40% lo vamos arañando poco a poco gracias a los cursos del blog de www.importardechina.com que se venden en modo pasivo. Jorge tiene bastantes ideas para que este proyecto de vida se pueda mantener 100% del blog de importar de China. Con el tiempo veremos si lo conseguimos. 

 

17. Algo que echéis de menos de una vida tradicional. Algo que no. 

Jorge echa de menos pocas cosas de la vida tradicional. Básicamente familia y amigos. Yo echo de menos mis clases de ballet, los concursos, mis compañeras del ballet Masters y todos los actos relacionados con la danza… Y por supuesto a mi familia y a mis amigas. 

Lo que no echamos de menos por supuesto es el andar con prisas de un sitio para el otro durante la semana. 
Aquí madrugamos mucho! Mas incluso que antes. A las 6:30 de la mañana estamos todos ya la mesa preparando el desayuno, pero este desayuno en España ya es a toda prisa y en ocasiones regañando ya porque había que correr. Tampoco echo de menos el coche! Con esto van los atascos, el buscar aparcamiento, y de verdad que yo pasaba muchos momentos de día en el coche. De aquí para allá y para mi esto ha sido una liberación! 
Y algo sorprendente, no echo de menos ponerme calcetines o zapatos!jajaja. Aquí vamos todo el día descalzos y como mucho, cuando hay que salir a comprar o bajar a tierra ponernos las sandalias cómodas.
No echo de menos tampoco pensar que ropa me pongo hoy. Que ropa poner a las niñas… etc… 

 

 

18. El peor momento que habéis vivido 

No tenemos ningún recuerdo malo hasta el momento, o por lo menos ahora no me viene a la cabeza nada grave.

 

19. El momento más mágico 

El momento mas mágico fue el día que llegamos a Santa Lucia tras haber cruzado el Océano Atlántico. Más que mágico fue una catarsis de emociones por las ganas que teníamos de pisar tierra tras haber estado 20 días navegando y balanceándonos sin descanso dentro del barco. Cruzar el Océano Atlántico navegando a vela ha sido, sin lugar a duda, la mayor experiencia de nuestra vida hasta el momento.

 

20. Dentro de la variedad de cada día viviendo de viaje, cuéntanos cómo es un día cualquiera por el mundo en vuestra familia. 

Nos levantamos temprano, a las 6.30 o 7 normalmente ya estamos todos de pie y desayunando. Hemos cambiado los horarios con respecto a España para aprovechar al máximo las horas de sol. Por estas latitudes tenemos prácticamente las mismas horas de día que de noche. Desayunamos e intentamos hacer algo de boatschooling, si la cosa va extremadamente bien conseguimos que estén entre una hora y una hora y media centradas delante de los libros y aprendiendo la educación reglada. Si estamos fondeados bajamos a la playa y subimos al barco para comer, sobre la una. Después de comer las nenas ven una peli o algunos dibujos y por la tarde hacemos manualidades, bajamos a comprar o a la playa de nuevo, dependiendo del día y de los ánimos dentro del barco. 

Como les ocurre al resto de familias nómadas. Ningún día se parece al anterior y eso es realmente lo que engancha de vivir viajando. 

 

  

21. ¿Dónde estáis ahora mismo, qué hora es y que hace cada uno de los miembros de la familia en este momento? (si se puede contar) 

Ahora mismo estamos fondeados en la isla de Nevis (hay que desempolvar el Atlas para localizar la isla de Nevis, jeje). Hemos aprovechado que en esta isla hay una escuela Montessori y Sara y Mía se encuentran la escuela Montessori de Nevis. Jorge esta montando un nuevo curso para su blog y yo estaba editando algún vídeo de youtube antes de ponerme a contestar vuestras preguntas. 🙂

 

Bonus: Algo que queráis decir a todas las familias del mundo 

Mas allá del miedo, se encuentra la libertad.

 

 

Vuestras redes sociales: 

Blog: unavueltaporelmundo.com 

IG: @sv_saramia 

Youtube: UnaVueltaPorElMundo 

FB: unavueltaporelmundosaramia 

Localización: https://farkwar.com/boats/saramia

  

Muchísimas gracias familia por responder a las preguntas y contarnos como es la vida en familia a bordo de un barco. Al final todas somos iguales, intentando hacerlo lo mejor posible con las circunstancias y recursos de los que disponemos. Un abrazo y hasta la vista marinerxs

 

Si sois una familia que estáis viajando por el mundo como estilo de vida, o buscando otro modo de vida o con un proyecto de duración determinada, escríbenos a ligronesenruta@gmail.com, te invitamos a compartir tu aventura con nosotros!  

Puedes leer a más familias viviendo de viaje aquí.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: