Tenerife es una isla de contrastes donde además de playas y charcos espectaculares, encontrarás una vegetación desbordante.

Cuenta con una extensa red de senderos con los que podremos descubrir una isla que nunca te dejará de sorprender. Como nosotros siempre decimos, Tenerife es la isla interminable.

Hoy les traemos 5 rutas de baja dificultad para empezar en el maravilloso mundo del senderismo en familia.

1. SENDERO DE LOS SENTIDOS

Un sendero situado en el Parque Rural de Anaga, en el municipio de San Cristóbal de La Laguna, donde podremos disfrutar de la naturaleza con todos nuestros sentidos.

Este sendero comienza en la Cruz del Carmen y cuenta con 3 rutas diferentes, dónde iremos encontrando carteles que nos invitarán a oler, tocar, ver…

El primer sendero, es de tipo lineal de unos 0.34 km. Es un sendero adaptado para personas de movilidad reducida, que podrán disfrutar de la naturaleza a través de su pasarela y su pequeña terraza.

El segundo sendero, es de tipo circular de unos 0.54 km. En este sendero, vamos descubriendo carteles que te invitan a oler, tocar o ver. Es un sendero con poco desnivel y perfecto para los más peques de la casa.

Y por último el tercer sendero, también como el anterior de tipo circular, de unos 1.2 kms. Además de los carteles que seguiremos encontrando por el camino, nos llevará hasta el Mirador del Llano de los Loros para poder disfrutar de sus maravillosas vistas.

En definitiva, el Sendero de los Sentidos es el ideal para empezar a disfrutar de la naturaleza con los más peques de la casa.

2. SENDERO DE LA HIJA CAMBADA

Otro sendero situado en el Parque Rural de Anaga, justo detrás del Restaurante Cruz del Carmen. Es una ruta circular de unos 3 km de recorrido y de baja dificultad.    

Anaga es mágica de por sí, pero este sendero se puede decir que es el típico bosque de cuento encantado. Sus túneles de ramas, sus árboles torcidos que invitan a los más peques a jugar y su vegetación desbordante lo convierte en un sendero ideal para pasar una agradable mañana en familia.

Durante el camino encontraremos ejemplares de plantas como la Hija (laurel portugués), cuyas ramas caídas dan nombre al lugar, o un viejo Til con agujero que no les dejará indiferente y que incluso, los más peques podrán entrar en él.

Es un sendero en el que podrán dejar volar su imaginación.

3. SENDERO LOS DORNAJOS  

En los altos del municipio de La Victoria, se encuentra este sendero típico de otoño, con una de las rutas de castaños que nos podemos encontrar en Tenerife. Se trata de un sendero circular de unos 3 km de recorrido y algo de desnivel que no te dejará indiferente. Avanza entre castaños y te vas encontrando sorpresas por el camino…

Un pequeño merendero en el que podrás ver unos dornajos, que son antiguos recipientes donde se daba de beber a los animales, un rincón en el que coger fuerzas para subir las escaleras que vienen a continuación.

Los castaños que nos vamos encontrando, nos harán el camino entretenido y ameno y muy pronto llegaremos a otro lugar especial del sendero: unas casas de piedra a medio hacer que será el enclave perfecto para descansar y hacer un picnic.

Este sendero de otoño, en primavera se viste de verde y te hace vivir la ruta de una manera totalmente diferente.

4. EL BOSQUE DE LOS ENIGMAS

Volvemos al Parque Rural de Anaga para disfrutar del Bosque de los Enigmas, un sendero circular de unos 5 km perfecto para toda la familia.

Es una ruta que se empieza en el Mirador de Zapata, pero que a nosotros nos gusta hacerla desde la Cruz del Carmen. En el centro de información puedes pedir mapas que te ayudarán a seguir el sendero y al ser circular, se puede empezar desde el punto que queramos.

Nosotros siempre la empezamos desde el sendero Hija Cambada y desde ahí, nos vamos encontrando postes con números que te señalan el camino a seguir, en este caso comenzamos por el poste número 6.

No hace falta decirles que hacer un sendero con un mapa, hará que los peques lo vean como una aventura.

5. ÁREA RECREATIVA LA CALDERA- CASA DEL AGUA

Y terminamos con una ruta por el norte de la isla, más concretamente en La Orotava. Un sendero lineal de unos 5 km ida y vuelta ideal para toda la familia.

Comenzaremos en el área recreativa de La Caldera por una pista forestal que nos llevará hasta la Choza de Pedro Gil, donde podremos hacer un descanso y beber agua fresquita de su fuente. Continuaremos por un sendero entre pinos, brezos y castaños, disfrutando del camino y de las maravillosas vistas a los órganos de La Orotava, hasta llegar a nuestro destino, La Casa del Agua.

La Casa del Agua, es una edificación de piedra que servía para la distribución del agua que provenía de las galerías cercanas. Un lugar realmente impresionante y que incluso se puede ver por dentro a través de sus ventanas.

De regreso nos espera el área recreativa La Caldera, un lugar ideal para terminar el día con un picnic disfrutando de sus maravillosas instalaciones.

Acerca de el autor

Peques en ruta, o lo que es lo mismo, David, Yurena y Adrián. Una familia senderista que comparten senderos y lugares increíbles de la isla de Tenerife.  Sígueles en @peques_en_ruta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: