Crecí en un entorno en el que nunca me sentí inferior a nadie, ni en mi casa, ni en el cole. Mis padres ya eran así y de esta forma lo absorbí. Crecí segura de poder hacer cualquier cosa y nunca he dejado que nadie me dijera lo contrario. Yo no entendía el machismo, no sabía lo que era porque lo viví tan contadas veces que cuando me soltaban «ese tipo» de frases siempre las recibía desde la ingenuidad y respondía desde el mismo lugar: -¿Y las niñas? – cuando en el cole se invitaba solo a los niños en clase de gimnasia a subir la cuerda lisa a pulso para ganar un punto más. – Si crees que puedes…- obviamente podía.

-Yo si que he visto un cable coaxial – cuando en la carrera de Física el profesor de electromagnetismo trajo ese tipo de cable para enseñarlo y decía – Para que lo vean que seguro que las chicas no lo han visto nunca. Hola? Y los chicos, si? Yo porque en casa, mi padre siempre estaba con mil cacharros y electrodomésticos abiertos, y cuando se estropeaban o dejaban de funcionar siempre los abría para sacarles alguna pieza y reutilizar y de paso nosotras, mi hermana y yo, curioseábamos, preguntábamos y él nos explicaba, siempre nos explicaba todo.
Así que me costó darme cuenta de dónde venían todas esas preguntas o sentencias, yo no las entendía.
Por eso no me sale poner una foto «haciendo cosas que se asocian a hombres», siempre he sabido que podemos hacerlas. Hoy veo que sigue siendo necesario.
Mis ojos se abrieron a la comprensión de todo esto con la maternidad. Ahí vi que las reglas del juego estaban todas diseñadas por hombres y para hombres, y que para conseguir las mismas cosas había de renunciar, tapar y anestesiar otras cosas que eran parte de mi como mujer, como madre.
Necesitamos construir nuevos esquemas que acojan nuestra diversidad, que ha dejado de ser hermosa y rica para convertirse muchas veces en un «lastre» para nosotras.
Desde un campo de melocotoneros con Greta a la espalda, y junto a Roberto y David, inventando la manera de fabricar esas nuevas reglas, aunque sea, empezando por nosotrxs.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: