Han pasado 9 meses desde que nos subimos a nuestra casa rodante y nos montamos en el barco sin mirar atrás.
Tengo que contar los meses para saber cuantos son porque hace mucho que dejamos de contar los días, creo que no lo hicimos nunca ya que este es un viaje de hacer que cada día cuente, es el viaje de vivir desde dentro y construir hacia fuera para poder encajarlo todo siendo conscientes del mundo en el que vivimos. Así es, simple y tan complicado.
Y esxs dos de ahí encima, esxs dos peques, su crianza y la vida con ellxs, es lo que nos hicieron dar ese paso, abrir los ojos a opciones que antes no veíamos. Al no encontrar cabida a nuestras necesidades como familia en los modelos conocidos nos volvimos creativxs, es necesario para no sucumbir a la rueda. Y a la vez siguen siendo ellxs nuestro reto más grande. No fue dejarlo «todo», no. La maternidad, paternidad, crianza consciente y respetuosa y por extensión el unschooling es el mayor de los viajes que emprendimos. El más intenso, el más difícil y el más revolucionario. Porque ya sabes que eso de dejarlo todo no es cierto, nos llevamos todo lo que necesitábamos y con ello estamos construyendo. No, no estamos de vacaciones hasta que se nos acaben los ahorros, estamos comprando tiempo para inventarnos cómo queremos vivir esta única vida que tenemos. Y ahí seguimos.
Os lo contamos anoche en las Stories de instagram, que no, no es fácil y la implicación emocional es inmensa hasta aturdir.
¿Y a ti? ¿Cómo cambió tu vida la maternidad/paternidad?
——————–🌱——————–

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: